A un costado de la ruta 28, en la localidad de Pilar, imponiéndose sobre la abundante naturaleza de la zona, descansa el “TC-67″… Luego de tener una vida operativa bastante curiosa y accidentada, el avión encontró su nuevo destino. Hoy te contamos la historia del Tango Charlie 67.

TC-67

Este Lockheed C-130H “TC-67” fue fabricado en los Estados Unidos de América y entregado directamente a la Fuerza Aérea Argentina el 3 de Marzo del año 1975. Con la matrícula “TC-67” asignada, comenzó a prestar servicios en el escuadrón 1, Grupo 1 de transporte con base en la primera Brigada Aérea de El Palomar.

800px-Lockheed_C-130H_Hercules_(L-382),_Argentina_-_Air_Force_AN1768665

Este C-130 es recordado honoríficamente por ser el primer avión del sistema de armas Lockheed C-130 de la Fuerza Aérea Argentina en realizar un vuelo hacia las Islas Malvinas, aterrizando el 26 de Febrero de 1981 en Puerto Stanley. Particularmente, esta misma aeronave realizó dos vuelos más con destino Puerto Stanley transportando carga procedente desde la BAM Río Gallegos.

TC-67 (1)

  •                          El TC-67 en una de sus visitas a las Islas Malvinas.

El 23 de Noviembre de 1981, durante la fase de aterrizaje en la Base Marambio, el avión sufrió el desplazamiento hacia atrás del tren de nariz, provocando daños en el mismo y en parte de su fuselaje.

6754c598-9a3b-46ae-8f4d-1616f9973d03

1492488c-da99-4c0e-bafa-7eb2cb57065c

6f4e4978-592c-4e8b-9688-c441a2e5b8e2

Fue reparado a la brevedad allí mismo y el día 28 de Enero del año 1982 emprendió su regreso a continente con un vuelo directo hacia la I Brigada Aérea (El Palomar) al mando del Jefe de Escuadrón y Vicecomodoro Cano acompañado del Vicecomodoro Vianna. Este vuelo se tuvo que realizar con el tren de aterrizaje desplegado y con una altitud crucero de 10.000 pies aproximadamente. Al arribar a la primera Brigada Aérea, al avión se le realizaron sus respectivas reparaciones. A causa de este inconveniente en el continente Antártico, el “TC-67” fue el único Lockheed C-130 de la Fuerza Aérea Argentina que no se vio afectado al conflicto del atlántico sur en el año 1982, ya que el mismo estaba transitando su proceso de reparación.

Este avión se destacaba entre los demás “Hércules” de la Fuerza Aérea Argentina ya que fue uno de los encargados de representar al país en los eventos Air Tatoo, realizados en Reino Unido.

28292342955_b6fedeb517_h

  •                          El 67 presente en uno de los festivales Air Tatoo.

El día 15 de Mayo de 1996, la aeronave se accidentó en la VI Brigada Aérea (Tandil) cuando intentó aterrizar en la unidad con condiciones meteorológicas desfavorables. El mal clima, sumado a la pista mojada, causaron que el “TC-67” excursionara de la pista y reciba severos daños en su fuselaje. Afortunadamente en este hecho no hubo que lamentar víctimas. Desde esa fecha, el avión en cuestión quedó almacenado en la Brigada esperando ser reparado, ya que si bien había sufrido grandes daños (en un 9%), aún era recuperable. Los fondos para su reparación jamás llegaron y con el paso del tiempo, se le fueron retirando y canibalizando elementos y componentes que pudieran servir para reabastecer a los Lockheed C-130 “Hércules” activos de la Fuerza Aérea Argentina en ese entonces. La nave fue dada de baja definitivamente el 31 de Diciembre de 1999.

tc_67_faa

  •       El avión almacenado en un hangar de la VI Brigada Aérea junto a varios “Deltas”.

Lamentablemente, en el año 2005, la Fuerza Aérea tomó la resolución de que sus alas fueran vendidas a la Fuerza Aérea de Pakistán.

A mediados del año 2012, desde el centro de Veteranos de guerra de la localidad de Pilar, Buenos Aires, se realizó un pedido formal a la Fuerza Aérea para la cesión de un Lockheed C-130, el cual en un futuro, se planeaba emplazar en el predio del “Cenotafio de Malvinas” ubicado sobre la ruta 28. La Fuerza Aérea accedió y aceptó la solicitud, donando al viejo “TC-67” al centro de Veteranos de Guerra de Malvinas de Pilar.

Así fue que a fines del año 2017, el fuselaje de la aeronave fue trasladado desde la VI Brigada Aérea (Tandil) hacia el “Cenotafio de Malvinas” por vía terrestre.

tc_67_tandil

c130 h tc67

  •                          Preparativos del traslado en la VI Brigada Aérea.

_TC-67_FAA_

  •                                       En camino al “Cenotafio de Malvinas”.

El proyecto a realizar sobre este “Hércules” (Una vez reacondicionado y habilitado) consta en montar dentro del mismo, un micro cine temático, haciendo referencia y recordando a aquellos héroes que entregaron su vida por nuestra patria en la guerra de Malvinas.

Este aparato representará y recordará a la tripulación del heroico TC-63, único Lockheed C-130 derribado en el conflicto del atlántico sur. En este lamentable hecho ofrendaron su vida a la patria los héroes: Mayor Rubén Héctor Martel, Mayor Carlos Eduardo Krause, Comodoro Hugo César Meisner, Suboficial auxiliar Miguel Ángel Cardone, Suboficial Auxiliar Carlos Domingo Cantezano, Suboficial mayor Julio Jesús Lastra y Suboficial principal Manuel Alberto Albelos. (Post mortem)

IMG_8495

  •                          Ilustración del derribo del TC-63 el 1 de Junio de 1982.

Actualmente en este estado se encuentra la aeronave, descansando y aguardando su nueva vida dentro del predio del “Cenotafio de Malvinas”…

A8441413-EF34-47D9-86B9-65F97A87BE54

AFB65AF0-DD01-4724-9923-17FE90FCD0B0

En estas imágenes se observan yaciendo sobre el terreno a uno de los trenes de aterrizaje del avión y demás componentes del mismo, como por ejemplo la cola, donada por la I Brigada Aérea con el fin de que el “TC-67” recupere la mayoría de sus piezas faltantes.

9C2FBB9C-12D5-4CD6-A6C8-23E8C08EDAAF

92E8695F-90C2-401C-93D1-09688ADB1C8D

Es una gran noticia que el veterano “TC-67” haya encontrado su nuevo rumbo y que en la actualidad no solamente sea la representación viva de un sistema de armas histórico dentro de la Fuerza Aérea Argentina, sino también de tan importante hito de nuestro país.

(Créditos a los autores de todas las fotos descargadas desde internet)

Por Lautaro Gómez.